Social

volver

Actualidad y opinión

Titanic, My Heart Will Go On y el Derecho Internacional Privado

Titanic, My Heart Will Go On y el Derecho Internacional Privado

Titanic, My Heart Will Go On y el Derecho Internacional Privado 

La frase que ha precedido podría traducirse literalmente como "mi corazón continuará", aunque desde una óptica sistemática, y poniéndolo en relación con el contexto en el cual aquélla se circunscribe, podría reformularse como sigue: El amor traspasa fronteras.

Éste es el "corazón" (nunca mejor dicho) entorno al cual pivota el argumento de uno de los mayores éxitos cinematográficos que la industria del celuloide haya concebido jamás con su estreno a nivel mundial, en 19 de diciembre de 1997, de una película cuyo desconocimiento para el público general es de difícil asunción: Titanic.

Céline Dion, legendaria cantante canadiense, fue la encargada de "dar voz" al tema principal de su banda sonora y cuyo título es depositario del homenaje que trae causa a esta entrada.

En efecto, el "amor traspasa fronteras", esto es, va más allá del espacio y el tiempo, más allá de cualesquier diferencia de clase social. En estas coordenadas se sitúa la trama de sus protagonistas: Un "sabio trotamundos" y una señorita de la "High class" británica, cuyos destinos se alinean "accidentalmente" a resultas de un suceso que puedo traer consecuencias trágicas para esta última; el cual, a su vez, marcó el inició de un acercamiento emocional entre ambos, haciendo florecer sentimientos desconocidos; invitando a su protagonista femenina a replantear sus valores y principios; y, finalmente, el nacimiento de algo que terminaría por "derrumbar" el sistema de convenciones y sin que el tiempo fuera capaz de borrar el mismo tan siquiera en su lecho de muerte: EL AMOR.

Quizás haya sido el poder del "corazón", esto es, su invencibilidad e inmortalidad frente a los "límites y barreras" sociales, económicas, espaciales y temporales, lo que terminó por cautivar el propio de los espectadores que asistieron a su estreno y cuyo "voto de taquilla" catapultó a la película al Olimpo de las obras cinematográficas más importantes de la historia.

Sin embargo, cabe destacar, más allá de la vertiente artística de la película, las importantes lecciones que trae consigo para los amantes de la ciencia interprivatista. En primer lugar, merece la pena destacar el contexto histórico en el cual se desarrolla la trama: en pleno auge de uno de los imperios más grandes y poderosos que jamás haya conocido la humanidad, cual es el Imperio británico.

"Where are you from?" pregunta que un súbdito de la metropoli dirigía a un australiano, ambos residentes en Sudáfrica. Ésta era una pregunta típica, arraigada en la cotidianidad, que se reproducía en cualquier rincón del vasto imperio. Tal era la movilidad internacional, y tal era el contacto intercultural que, las más de las veces, desembocada en uniones mixtas o "historias de amor". Súbditos británicos, eso sí, mas con una nota de internacionalidad indeleble.

Una marcada nota de internacionalidad que también se dejó sentir en las relaciones económicas. En este sentido, mientras muchos países basaban su economía en la "recolecta de patatas" o bien "empezaban" a erigir sus primeras fábricas industriales, las "companies" anglosajonas ya tenían a sus espaldas una experiencia acumulada de más de 200 años en la práctica del comercio internacional, que, entre otras manifestaciones, tuvo su expresión plástica en la fundación de estructuras societarias a nivel mundial; la creación de los primeros primitivos instrumentos jurídicos para tratar la quiebra internacional; la "globalización" de la actividad bancaria y aseguradora; y el que, quizás, sea la primera norma de derecho material del Derecho Internacional Privado de la historia, esto es, la "Sales of Goods Act" de Gran Bretaña y el Imperio Británico, de 1893, que unificó la regulación de la compraventa en el siglo XIX en gran parte del Imperio Británico.

En segundo término, y a la vista de cuanto se ha dicho, no ha de resultar extraño encontrar la tan aludida nota internacionalidad en todos y cada uno de los aspectos y detalles de la película, a saber: un transporte de pasajeros de carácter transatlántico; sus diferentes nacionalidades, conformando una auténtica Torre de Babel; matrimonios mixtos e historias de amor, pues "love unknow boundaries"; la tragedia acaecida en aguas internacionales y la deducción de las responsabilidades pertinentes en el seno de los tribunales británicos; y, finalmente, el antes y el después que el lance supuso en las normas de navegación internacional.

En suma, tal y como reza el lema de la canción, el amor "traspasa fronteras".

Como todo lo que es internacional. 

Nota Millennium: la presente entrada corresponde a una de las actividades que desarrollamos en redes sociales, se titula #viernesconcanción. Puedes seguirla todos los viernes en nuestro FB y Tuiter 

Millenium DIPr

Actualidad y opinión

Nota Legal: Matrimonio entre doble nacional hispano chileno y española ambos evangelistas celebrado en España

En nuestra Nota Legal abordamos un supuesto real que nos da cuenta de la importancia de conocer la normativa internacional Privatista.

Eventos y noticias

Cuestionario para profesionales: MiRI - Derecho del Menor a ser informado en los procesos civiles en la UE -Mejorando el derecho del niño a ser informado en los procesos civiles en la UE

Fruto de la colaboración entre distintas Universidades y Asociaciones profesionales europeas, cooordinadas por la Universidad de Génova, la DG de Justicia de la Comisión Europea, financia un Proyecto titulado: “Minor's Right to Information in civil actions – Improving's right to information in cross-border civil cases” - MiRI" (https://dispo.unige.it/node/1159).