Social

volver

Actualidad y opinión

El acatamiento de la sentencia del juicio de guarda después de la restitución, con especial referencia al “caso María”

El acatamiento de la sentencia del juicio de guarda después de la restitución, con especial referencia al “caso María”

Dra. Lorena Vizcarret Profesora de Derecho Civil Facultad de Ciencias Económicas  y Administración Universidad de la República Oriental del Uruguay.

I. Introducción.

En 2016 comenzó a correr la peripecia de María quien trasladó y retuvo ilegalmente a su hija en Uruguay cuyo desenlace, a pesar del camino empedrado por denuncias de abuso sexual y violencia doméstica, fue la restitución al lugar de su residencia habitual, más precisamente al municipio de Vielha, Provincia de Lleida, Comunidad Autónoma de Cataluña en el marco de la Convención de La Haya sobre  Aspectos Civiles Sustracción Internacional de Menores de 1980 además del Convenio de 19 de octubre de 1996 Relativo a la Competencia, la Ley Aplicable, el Reconocimiento, la Ejecución y la Cooperación en materia de Responsabilidad Parental y de Medidas de Protección de los Niños.

Es así que la juez titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Unico , le otorgó la guarda al padre quien había luchado denodadamente por la vuelta de la niña, comprobando como señalamos en los trabajos publicados en esta prestigiosa bitácora[1], el síndrome de alienación parental[2] que padece la menor detonado por la personalidad narcisista de su madre, según calificación de los peritos psicólogos que asistieron al tribunal.

En efecto, no nos sorprendemos por ello, pues durante el tiempo de retención ilegal en Uruguay, movilizó grandes oleadas políticas[3] que terminaron influyendo en el poder judicial, quien para demorar la restitución llegó a dar por bueno el recurso de revisión expresamente prohibido en la ley de restitución internacional uruguaya.

Todo esto hace que nos preguntemos cuál es el lugar del interés superior del menor con respecto a ciertos derechos humanos supuestos cuya factibilidad puede ser manipulable de alguna forma. Asimismo señalar, cuál es el límite entre el derecho de la menor a retomar la relación con el progenitor no retensor y la voluntad de la progenitora que trasladó indebidamente junto con la utilización más o menos efectista del derecho de la menor a ser escuchada, sin contextualizar el contenido de sus dichos.

Cuando una pareja se separa la representación que tenían del menor se desvanece, en la medida que comienzan a hacerse fuertes la consecuencias de esa situación, pero sólo la existencia de una buena parte de inteligencia emocional puede disminuir el ataque continuo a los derechos del menor por la parte sufriente.

En este caso, la voluntad y acciones de la madre llevaron a la niña a ser peritada en su campo psicológico y físico, trayendo a escena ciertos estratagemas para que el reloj hiciera su trabajo y transformara a Uruguay en la nueva residencia habitual de la niña, lo que es sin dudas, el peor error de ciertos jurisconsultos.

II. ¿Qué hay en el fondo de este caso?

De la revisión del expediente restitutorio[4], surge que las pruebas presentadas sobre el abuso constan de afirmaciones plasmadas en los escritos de los abogados de la parte que retiene ilegalmente y de videos que fueron vistos por ambos tribunales de primera y segunda instancia y por los abogados de la Autoridad Central de Cooperación Judicial Internacional, en los que se ve a la menor jugando con dos peluches; uno en forma de pato grande y el otro de hipopótamo pequeño, mientras la niña dice que “el grande le lastimó la cola al pequeño con su pico”, pero aún así, se sostiene que la frase que la niña pronuncia se refiere a la colocación del “miembro viril” en la boca.

Las pericias físicas no se pudieron concretar, por tanto, lo que se sostiene como prueba son los informes de la médico tratante en España, en los que se lee que la menor padece de una fisura anal y la patología que podría estar causándola. Esta profesional, jamás refiere a la existencia de una doble fisura como consta en los escritos presentados por la progenitora.

En estos escritos también se indica que la menor vive un infierno, pero a su vez presenta como pruebas mensajes en la red social WhatsApp, donde le dice al padre que la niña lo extraña mucho y que luego de que le dé tiempo podrán reconciliarse e irse a vivir juntos nuevamente a España[5].

Indicaremos además, el problema de género que se sucitó, debido a que entre la primera y la segunda instancia del proceso de restituición la madre denunció al padre por violencia doméstica ante el Juzgado Letrado de Familia Especializado de 4to Turno de Montevideo, cuyo titular dispuso custodia policial para ambas desde el día 16 de junio de 2017.

Estas cuatro incongruencias, marcan el sentido del objeto del caso en tanto y en cuanto el interés superior de la menor supedita este tipo de conflictos.

III. Puntualizaciones a cerca de la sentencia que encarga al padre la guarda de la menor.

La restitución operó en 2018, con medidas de seguridad garantizadas por el juez español consistentes en restricción absoluta de acercamiento y visitas, no obstante, el padre intentó que se fijara un régimen para estas últimas, lo que logró mediante el establecimientos de varios encuentros que resultaron fallidos.

Con este panorama la magistrada titular del juzgado mencionado en la introducción, hizo lugar al pedido de guarda otorgándosela al padre, hasta que la progenitoria presente pruebas suficientes de que se esta sometiendo a tratamiento psicológico con el fin de minimizar la patología que la aqueja,  obligándola a pasar una pensión de doscientos cincuenta euros y permitiéndole visitas dos horas una vez por semana.

Lo más curioso de la providencia es la orden de entrega a realizarse en las oficinas del Consulado uruguayo en Barcelona, transfondo que analizaremos en el apartado siguiente.

Debemos señalar el contexto normativo con el que actúa la juez, precedido por el art 39 de la CE que a diferencia de la uruguaya contiene un imperativo que cabe justo al caso y es la protección del interés superior del menor sin importar cómo se desarrolle la pareja de los padres; además hace alusión a los tratados internacionales sobre la materia , entre ellos, la Convención sobre los Derechos del Niño que establece en su art 3. 1 la prevalencia del interés superior del menor, así como también la Observación N° 14 del Comité de los Derechos del Niño, que toma el disfrute pleno de los derechos del niño y su desarrollo holístico como norma de procedimiento y basamento del actuar judicial.

Asimismo, mencionaremos la ley 1/1996 de Protección Jurídica del Menor, consagradora del la primacía entre el interés superior y cualquier otro interés legítimo. El Libro II del Código Civil de Cataluña reconoce al interés superior dedl menor an su art 211-6 como principio inspirador para las decisiones que los efecten y la ley 14/2010 de Derechos de la Infancia y la Adolescencia, establece a ese principio como guía de las decisiones que tomen los progenitores, o los titulares de la tutela o guarda.

El contenido del interés superior de la menor en el juicio restitutorio fue el de no ser trasladada o retenida ilegalmente lo que fue violado en reiteración y en el juicio de guarda el derecho a recompener el vínculo con su padre nuevamente vulnerado por la madre.

IV. La inviolabilidad consular y su utilización para fines no previstos en la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares de 24 de abril de 1963.

Como dijimos supra la sentencia que obliga a la menor a vivir con su padre lleva una crítica y es el lugar donde debía ser entergada la niña, la oficina consular uruguaya[6] en Barcelona.

Los locales consulares poseen inviolabilidad, es decir, prohibición de penetración por parte de los agentes del estado receptor y la  obligación de este de proteger al local de ataques materiales asi como en su tranquilidad y decoro. Si bien el alcance de la inviolabilidad es más reducido en los arts 29 y 58 inc 1 de la Convención de Viena del 63[7] en comparación con el régimen otorgado por la Convención de Viena de 1961 a las misiones diplomáticas permanentes, su ofensa puede causar un conflicto consular o diplomático entre el estado acreditante y el acreditado.

Por consiguiente y muy bien asesorada la madre, se atrinchera[8] en el interior de la oficina consular junto  a la menor y permanece utilizando esa prerrogativa de derecho diplomántico concedida a estas oficinas con el sólo fin de no acatar la decisión del tribunal de Vielha, permaneciendo en esa tecitura durante casi una semana.

Es menester preguntarnos si los estados debemos proteger aún cuando el protegido no tiene razón, arriesgándonos a cualquier conflicto con otro estado con el que tenemos gran circulación

V. Conclusiones

Muy a nuestro pesar debemos reconocer que el ordenamiento jurídico uruguayo priorizó ciertos derechos de la madre sobre el interés superior de la menor de recomponer el vínculo con su padre, e inclusive se planteó la construcción piramidal de esos derechos basados en acusaciones que no pudieron ser probadas ni directa ni indirectamente. Resulta una obviedad decir que la sentencia será apelada y decidirá su suerte la Audiencia Provincial.

En nuestros artículos señalábamos el sello inconfundible de haber grabado a fuego un síndrome de alienación parental en la psique de la menor, cuya prueba se esboza en esa conducta desobediente, altanera, prepotente que sin prejuicio expresa que no se plegará a ninguna resolución a favor de recomponer el vínculo entre padre e hija[9], cueste lo que cueste, aunque el precio sea el desprestigio de un pequeño país  cuya garantía de respeto y existencia era el apego  a las normas que rigen a la comunidad y la cooperación entre los estados.



[1] Vizcarret, L. “Aspectos procesales de la restitución de menores entre el Reino España y Uruguay: “El caso María”. Bitacora Millenium DIPr, número 7, 2018.http://www.millenniumdipr.com/ba-70-aspectos-procesales-de-la-restitucion-internacional-de-menores-entre-el-reino-de-espana-y-uruguay-%C2%ABel-caso-maria%C2%BB

[2] Vizcarret, L. “La polémica restitución a España de una niña victima del síndrome de alienación parental “.Actualidad y opinión. Bitácora Millenium Dipr. 2018 http://www.millenniumdipr.com/n-317-la-polemica-restitucion-a-espana-de-una-nina-victima-del-sindrome-de-alienacion-parental

[4]    Véase expediente número 2-31922/2016 http://www.expedientes.poderjudicial.gub.uy/Consulta.php

[5]    Véase el intento de ratificar la tenencia en la jurisdicción uruguaya, competencia que pertenece a la ley de la residencia habitual de la menor .http://bjn.poderjudicial.gub.uy/BJNPUBLICA/hojaInsumo2.seam?cid=383797

[6] Véase Ley de Organización Consular número 19.268 https://legislativo.parlamento.gub.uy/temporales/leytemp8274390.htm

[7]    Arbuet, H. Lecciones de Derecho Diplomático y Consular. Fundación  de Cultura Universitaria. Primera edición, vol I y II Montevideo, 1993.

Millenium DIPr

Actualidad y opinión

Doctrina jurisprudencial del Tribunal Supremo sobre el reenvío en el ámbito sucesorio tras el Reglamento (UE) Nº 650/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo de 4 de julio de 2012

La entrada en vigor del Reglamento (UE) nº 650/2012 de 4 de Julio de 2012, no evita la aplicación por razones de temporalidad de la doctrina del Tribunal Supremo sobre reenvío y que mantiene con aquél sustanciales diferencias en caso de conflicto de leyes.

Eventos y noticias

I CONGRESO INTERNACIONAL LA TUTELA DE LOS DERECHOS EN EL ENTORNO DIGITAL: nuevos retos, desafíos y oportunidades

El Comité organizador del I Congreso Internacional, que tendrá lugar en Valencia los días 12 y 13 de diciembre de 2019, invita a la presentación de comunicaciones que deberán versar sobre la temática del Congreso (protección de los consumidores, propiedad intelectual e industrial, comercio electrónico y plataformas digitales), valorándose especialmente las comunicaciones que incidan en el Derecho internacional privado.